Poema: Esperar lo mejor

La mente trabaja bajo dos paradigmas extremos:
esperar lo mejor o esperar lo peor;
la segunda posición es la más natural y sencilla,
pues no exige del ser humano absolutamente nada,
además, es la más apoyada por los medios de comunicación,
todo lo que es tragedia se convierte en noticia
y nuestro morbo y atracción
hacia lo negativo se ve satisfecho,
ser testigo del desastre y la desgracia
es el tema favorito de los mediocres,
pues viven en un estado permanente llamado envidia.

En cambio, el ser positivo,
el autovisualizarse como triunfador,
el desarrollar un proyecto con la certeza de que va a salir excelente,
requiere de un esfuerzo,
de una energía vivificante
que nos anime a la acción y a enfrentar cada obstáculo
no como una dificultad, sino como un reto a superar,
es más, ni siquiera son clasificados como barreras,
sino que se suman a la colegiatura
que hay que pagar para alcanzar el triunfo,
y como vale la pena,
ni siquiera nos detenemos a pensar en su costo.
«Si vale la pena, desafían todo hasta lograrlo»,
los endorfinómanos son unos adictos del optimismo
y como son conocedores de la realidad
con más fuerza y espíritu combativo
dan inicio a cada proyecto
y no se quedan en paz hasta haberlo logrado.

Miguel Ángel Cornejo

Compartir:

Un Comentario

  1. Martina Martinez said:

    ES LA VIDA ASI. HAY QUE PENSAR SIEMPRE EN QUE SE PUEDE LOGRAR. TENER BIEN CLARO QUE ES LO QUE UNO QUIERE. Y LUEGO PENSAR EN POSITIVO.
    MUY BUENOS TEXTOS GRACIAS A LOS ELIXIRES.

    05.04.09
    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.