El surco de la vida

El agricultor no siembra cualquier semilla; la escoge cuidadosamente, pues por experiencia sabe que la cosecha será de la misma naturaleza de la siembra. El hombre sabio observa las leyes de la vida y vive de acuerdo con ellas. Así pues, siembra en el surco de la vida: procedimientos generosos y beneficiosos para todos que, de acuerdo con la ley, tu cosecha siendo buena, hará tu vida mejor.
Autor: Amado Nervo

Compartir:

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.