Etiqueta: Jorge Bucay

Publicado el 18.12.15 por

La felicidad es la serenidad que siente el que sabe con certeza que su camino coincide con el sentido que ha dado a su vida. Autor: Jorge Bucay

Publicado el 08.09.15 por

Yo no creo para nada en el esfuerzo como camino para hacer algo. Digo, no creo que haya que esforzarse, sino que hay que dedicarse, que no es lo mismo. La dedicación a algo, la…

Publicado el 11.04.15 por

El único temor que me gustaría que sintieras frente a un cambio es el de ser incapaz de cambiar con el, creerte atado a lo muerto, seguir con lo anterior. Autor: Jorge Bucay

Publicado el 28.10.14 por

Bucay nos muestra mediante ejemplos didácticos que lo más difícil no es ayudar sino la forma en que somos solidarios. Ayudar no es sólo darle a otro lo que creemos que le hace falta. Tres…

Publicado el 04.06.14 por

Me concedo a mí mismo el permiso de estar y de ser quien soy, en lugar de creer que debo esperar que otro determine dónde yo debería estar o cómo debería ser. Me concedo a…

Publicado el 24.04.14 por

Lo difícil, es ser capaces de no quedarnos anclados en el sabor amargo de lo que pudo ser y no fue. Animarnos a traspasar la tristeza de los fracasos y las muchas limitaciones, hasta conseguir…

Publicado el 10.04.14 por

Como terapeutas nos gusta proponer este pequeño «juego»: Pedimos al paciente en sesión que deje fluir las acusaciones que guarda contra ese que está sentado enfrente, que deje que se transformen en insultos: tonto, avaro,…

Publicado el 16.02.14 por

«Me acuerdo siempre de esta escena: Mi primo, mucho más chico que yo, tenía tres años. Yo tenía unos doce… Estábamos en el comedor diario de la casa de mi abuela. Mi primito vino corriendo…

Publicado el 12.02.14 por

Bueno, regular, malo, cada encuentro con un otro me nutre, me ayuda, me enseña. No es la maldad, la inadecuación ni la competencia del prójimo lo que hace que una relación fracase. El fracaso, si…

Publicado el 29.12.13 por

Dos hermosos jóvenes, se comprometieron de novios cuando ella tenía trece y él dieciocho. Vivían en un pueblito de leñadores situado al lado de una montaña. Él era alto, esbelto y musculoso, dado que había…